domingo, 7 de diciembre de 2014

EN TU MISMA PIEL


EN TU MISMA PIEL

Cinco meses sin contaros mis anécdotas, mis locuras y mis sentimientos. Hoy vuelvo, con mucha gana y deseando haceros partícipes de mis historias. He estado dando muchas vueltas al tema de hoy, porque me apetece contaros muchas cosas, y finalmente ya lo he decidido.

En tu misma piel es un post que ha nacido desde la herida abierta, el dolor, la tristeza, la pena y la angustia por saber que en ocasiones, como la que os voy a contar, a continuación, por mucho que se quiera ayudar es imposible.

Los que habéis seguido mi blog sabréis que perdí a mi madre hace ya ocho anos. Cuando se puso enferma nadie podía presagiar un final tan trágico, pero como dice el dicho: Para morirse solo hay que estar vivo, y así fue. Después de que ella marchara toco recomponerse y empezar otra vez, porque no queda otra. El dolor esta ahí, y a pesar de los anos no hay día que no me duela el no tenerla cerca, sentir su aroma o simplemente poder llamarla mama.

En estos últimos tiempos ese dolor ha aumentado porque tengo a alguien cercano que esta pasando por los mismo que pase yo hace un tiempo. Cuando me contó por lo que estaba pasando no pude evitar sentirme identificada. En este caso, ella si que sabe que su madre tiene un limite de tiempo y que la situación es irreversible, pero aun así, Quien esta preparado para algo así? Absolutamente nadie. Aunque sepamos que alguien se va a marchar, para no sufrir mas, es imposible soportarlo. Nunca se esta preparado para una muerte.

Intento hablar con ella, aconsejarle desde la experiencia, pero es que es tan complicado. Es una agonía y angustia diaria pensando, será hoy el día? Por experiencia os diré que cuando tenemos a alguien enfermo y la situación perdura, a largo plazo, cada día se hace una autentica pesadilla: tienes miedo a levantarte, de la cama, porque no sabes que te depara el día; miedo a descolgar el teléfono, por temor a oír las peores noticias; autentico pavor a ver a la persona, en cuestión, porque no puedes imaginar,ni soportar, que al día siguiente quizás ya no estará.


Así que este post se lo quiero dedicar a ella. Desde que nos conocimos tuvimos una conexión muy especial y le tengo muchísimo afecto.Quiero decirle que la apoyo, que la entiendo y que siga con esa fortaleza y ese valor que esta teniendo. Quiero y deseo que aproveches, como estas haciendo, estos momentos con tu madre y que no te quedes nada dentro. Dile todo lo que desees y mímala mucho. Yo estaré aquí siempre que me necesites. 
 
                      
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario