sábado, 1 de marzo de 2014

Una de cansinos



UNA DE CANSINOS

Quiero pedir disculpas por el retraso del post, pero este mes, que al fin ha pasado, ha sido una autentica locura. Aunque he de reconocer que me ha venido bien esta emoción, de altos y bajos, constante, para darme cuenta de muchas cosas y valorar la vida, un poco más.
Entre tanta historia me he dado cuenta lo que estorba la gente cansina. Sin ir más lejos, anoche viví un caso particular con una cansina, pero no de cualquier tipo, sino una cansina histórica. Obviando nombres, diré que me parece de muy mal gusto hablar, hablar y seguir hablando para decir chorradas que no le importan a nadie y que lo único que hacen es poner de mal humor al ajeno. 

 Yo entiendo, y respeto, a ese grupo de individuos que no están satisfechos con sus vidas, que todo lo que hay a su alrededor les parece tétrico y que nada les parece lo suficientemente bueno como para ofrecer una sonrisa al mundo. Estoy convencida de que todos hemos pasado por un momento así, en nuestra vida, pero cuidadito…. ¿Por qué tenemos que darle la chapa a los demás? Cada uno tiene bastante con lo suyo y dentro de las alegrías o penas vamos sobreviviendo.

Y siendo cansino también se llega a ser victima, El otro día lo hablaba con unos amigos. En toda esta racha, que pase en febrero, hubo un día que me apetecía ser víctima, me apetecía decirle a los demás lo harta que estaba y lo injusta que era la vida. Algunos me escucharon, otros no, pero yo me manifesté, me apetecía ser víctima, por un día, porque siempre estoy ahí de tía dura y fuerte, que puede con todo, pero llega un momento que una necesita quejarse y manifestarse…. En este sentido, quizás no estéis de acuerdo conmigo, no veo mal hacerse la victima por un rato…. why not? Pero si hablamos del victimismo diario y el lamento por todo lo que nos va bien, mal o regular, creo que eso ya es una saturación innecesaria.

Por eso, querido lector, si tú te sientes identificado con este post y te consideras un cansino, o cansina, córtate un poco, porque al final te mandaran a tomar viento fresco... Eso es lo que quería hacer ayer con esa mujer, que me puso la cabeza como un bombo, pero no lo hice porque era tal la negatividad y el mal rollo que me transmitió que ni siquiera me quedaron fuerzas, pero os juro que si tengo otra oportunidad le diré cuatro cosas.


Con todo esto quiero deciros que os alejéis de la gente negativa, del mal rollo y de todo lo que os produzca dolor de cabeza. Por supuesto, podemos quejarnos, de vez en cuando, a los demás, y manifestar lo descontentos que estamos por ciertas cosas, pero cuidado, hombre, cuidado.

Así que este post es para todos esos cansinos, para esas víctimas  constantes que solo saben quejarse de todo lo que les ofrece la vida, sea bueno o malo. Para todos vosotros….Keep calm and calm down.

Psd: Y ahora estaréis diciendo….Pobre mujer, a lo mejor quería ser víctima y te toco  a ti. Pues no, esa mujer siempre va con esos aires, pero ayer fue el remate de los remates.  




No hay comentarios:

Publicar un comentario