martes, 26 de noviembre de 2013

Mujer de las mil batallas


MUJER DE LAS MIL BATALLAS


Creo que no hay mejor titulo para describir este post. Hoy quiero hablaros de una mujer que, le pese a quien le pese, triunfa. Es de barrio, atractiva, que no guapa, y con una historia común, que le puede pasar a cualquiera. Emocional, pasional, visceral, sincera, celosa, sencilla y encima escorpión…. ¿Quién da más? Ella es Belén Esteban.


No se cataloga por ser la más lista, de la clase, ni la más entendida en asignaturas como geografía o matemáticas, pero se caracteriza por saber contar su historia y hacerla llegar a los demás. Hablar de su vida ha sido su éxito, aunque también su derrota, en los últimos tiempos. Muchos han sido los que la han intentado, y la intentan hundir, pero a ella se la trae al pairo. Ese es su éxito, estoy convencida. Es cierto que no es de piedra y que como a todos, tarde o temprano, le acaban afectando las críticas, pero sabe defenderse. Saca uñas y dientes por los suyos y siempre tiene escusas para defender lo indefendible…. Hay que tenerlos bien puestos, perdona que te diga.

Te guste o no, querido lector, ella triunfa. Tanto es así que ya tiene hasta sus memorias: ‘Ambiciones y reflexiones’, y no ha llegado a los cincuenta. No ha estudiado periodismo y ha ejercido de presentadora en su propio espacio (‘La princesa del pueblo’), de copresentadora, con JJ, y por si esto era poco, ahora escribe su vida…. No le ha hecho falta hacer una carrera para conquistar, el mundo de, los medios de comunicación. Su manera de hablar empezó siendo ordinaria, pero con el tiempo parece que empieza a refinarse… juntarse con gente de todas las clases supongo que ayuda. Este libro está recibiendo muchas críticas, más malas que buenas, y digo yo: ¿Qué problema tienen todos esos periodistas, que la ponen a caer de un burro por haber escrito un libro? A la gente de la calle nos gusta lo cotidiano, lo sencillo, lo que podemos entender y lo que nos hace sentirnos reflejados. Perdone usted, Isabel Gemio, pero me pone mucho mas como cuenta su historia Belén que escuchar su programa los domingos… Esto lo digo porque el pasado domingo se despacho a gusto contra la de San Blas.


Así que desde aquí quiero mandar todo mi apoyo a esta chica que no era nadie y de la noche a la mañana lo fue todo, en la prensa del corazón. No me da ninguna vergüenza decir que me gusta y que me he pedido su libro como regalo de Navidad.         Necesitamos más mujeres así, en nuestro país, en todos los ámbitos, bien sea política, economía, deporte o el tema que sea. El pueblo quiere que le contemos las historias sin que ellos tengan que pensar demasiado descifrándolas…. Lo sencillo vende y Belén Esteban Menéndez lo ha demostrado: TU SI QUE VALES. 













miércoles, 13 de noviembre de 2013

Dear love



DEAR LOVE

He decidido escribirte esta carta, para decirte lo desencantada que me tienes, en lo que a temas sentimentales se refiere. Alguna vez he sentido algo parecido al amor, tal y como lo describe la RAE: Sentimiento hacia otra persona que naturalmente nos atrae y que, procurando reciprocidad en el deseo de unión, nos completa, alegra y da energía para convivir, comunicarnos y crear. ¿Sabes qué? Me gustaría estar en ese estado los 365 días, de mi vida. Creo que la vida se basa en muchas cosas, pero el motor, de todas ellas, es el amor, el que nos hace estar receptivos, contentos, sonriendo por el simple hecho de tener al lado a alguien que amas.


Es cierto, querido amor, que te tengo en muchos ámbitos de mi vida, porque tengo mucha gente que me quiere y me cuida, hace que me sienta especial y son felices por compartir sus vidas conmigo. No te lo discuto, pero amor, yo también quiero tener a una persona con la que compartir mi vida, hacer planes, querer levantarme cada día a su lado, o como dice Pablo Alboran, en una de sus canciones: déjame que funda tu pecho en mi pecho, hare que olvides de una vez el mundo entero, déjame tan solo que roce tu boca, déjame que voy a detener las horas…. ¿Porque no puedo tenerlo? 

Me has mandado muchos corazones perdidos, hambrientos de amor, pero no del mío, corazones a los que les gustaba sentir, pero con fecha de caducidad, amores agridulces, amores de todo tipo pero no el correcto. En ocasiones, no puedo obviarlo, me has mandado a gente con buenos sentimientos, que han hecho todo lo posible, por hacerme feliz, pero yo no he sentido lo suficiente como para querer seguir adelante. Lo único que sé es que quiero que me mandes al correcto. Es verdad, soy un poco complicada, porque mi prototipo no es fácil, pero sé que puedes encontrarlo, para mí, yo ya no puedo buscar más, amor: el amor no se busca, se encuentra. Pues eso, no quiero seguir buscando, porque no doy una… quiero que me des una alegría, quiero ser plenamente feliz, quiero que me ayudes y sé que lo puedes hacer. 


¿Recuerdas la canción de Aerosmith? Podría permanecer despierto solo para escucharte respirar, no quiero cerrar mis ojos, no quiero quedarme dormido, no quiero perderme nada….Y solo quiero estar contigo, en este momento, para siempre…. Pues eso, amor, para siempre…. No te voy a defraudar, lo prometo. Tengo un corazón grande, ganas de amar y de hacer feliz al que esté a mi lado. Simplemente tengo ganas de volver a amar, pero esta vez al correcto. 





domingo, 3 de noviembre de 2013

No quiero morir,no me mates



NO QUIERO MORIR, NO ME MATES

Anoche llegue a casa y lo primero que hice fue encender el ordenador,  no me quería perder ni una palabra de la carta que, Rosario Porto, había escrito, desde la cárcel, a los medios de comunicación. Evidentemente, todo el mundo tiene derecho a la presunción de inocencia, hasta que un juez diga lo contrario, pero hay cosas que te dejan de piedra. ¿Cómo puede escribir una misiva con esa frialdad? Se ha muerto tu hija, joder, y quizás la has matado tú. Ella solo se preocupaba por las irregularidades cometidas en el caso, hablaba del secreto de sumario y sobre su inocencia. Perdone, señora, ¿sabe usted que se ha muerto su hija?, ¿Sabe usted que no la volverá a ver en su vida?, ¿Qué a lo mejor no puede dormir tranquila, durante el resto de sus días, en el caso que haya cometido el crimen?, ¿Cómo puede escribir una carta con esa frialdad y esa falta de sentimiento?


No os hacéis una idea de lo indignada que estoy, y eso que esa pobre chica, Asunta, no me toca nada, pero se me revuelven las tripas de pensar que le han quitado la vida…. ¿Qué culpa tenia ella de haber sido adoptada, para vivir ,quizás, una vida peor que la que tenia? No voy a entrar en temas de quien a ha matado a quien porque no soy un juez, pero, con este post, solo quiero reflejar mi dolor ante su muerte y todas las que se han producido, en los últimos años. Marta del Castillo, Mari Luz Cortes, Roció Wanninkfoh, Ruth y José... y muchas más que no han salido en los medios, pero han sucedido. Unos infelices a los que la vida les importa un comino, se han levantado con el cable cruzado y han decidido truncarles la vida. ¿Cómo habéis tenido esos santos cojones? ¿Os hacéis una idea de la gravedad de vuestros actos? La gente que os habéis llevado por delante eran inocentes, con una vida por delante y miles de proyectos. Estaban en la vida, igual que estamos todos, para aprender, luchar,  caerse, levantarse, reír, llorar….o simplemente para vivir, pero aquí estaban y ya no estarán nunca.

Todo el mundo tiene derecho a vivir y nadie es quien para matar a nadie. Somos humanos, se supone que deberíamos tener sentimientos y sensibilidad, pero parece que la sociedad, últimamente, carece de todo esto… Estamos en una autentica selva, en la que no nos importa absolutamente nada y si alguien nos estorba, por los motivos que sean, lo quitamos del medio y punto, total si en la cárcel vamos a estar como mucho 3 años…. 


La gran pregunta es ¿Adónde vamos a llegar?  Mientras sigamos con esta crisis de valores, la falta de tacto, esta basura de justicia, la locura comunitaria, la falta de ganas por educar bien al prójimo y la frialdad de no hacer nada ante las injusticias, no llegaremos a ningún lado.  Sin cambios, el mundo ira de mal en peor y las muertes seguirán sucediendo a la orden del día. Empecemos por nosotros mismos e intentemos ser un poquito mejores cada dia.