martes, 8 de enero de 2013

PISANDO FUERTE



          PISANDO FUERTE

Cuando somos adolescentes, aunque yo nunca he dejado de serlo, siempre hemos sido súper fans de algún cantante, actor, futbolista…y aunque los años pasan siempre será ‘el ídolo’. Pues yo siempre he andado entre Alejandro Sanz y Xavi Hernández (jugador del F.C.Barcelona), aunque este último dejo de gustarme el día que le conocí en persona. Desde entonces aprendí la lección: no quiero volver a conocer a ninguno de mis ídolos. Esto no quita que siga pensando que Hernández es un tipo serio y profesional, pero creo que poco dado a lidiar con sus aficionados… al menos conmigo.  Pero esta es otra historia…

En cuanto a Alejandro Sanz, me gusta desde que tengo uso de razón… recuerdo tener muchísimos posters en mi habitación, sus discos, sus libros, todas sus entrevistas grabadas…. Lo típico que se tiene de un ídolo, ¿no? A día de hoy me sigue gustando pero de otro modo, de una forma más madura: sin gritos ni llantos, cuando le veo por la pantalla, sin matarme por conseguir una entrada para su concierto… Justo de esto es de lo que quiero hablar.

La última vez que le vi actuar prometí no volver. Fue en un momento complicado de su vida, que de hecho se retiro, pero luego comprendí que no todo el mundo puede estar siempre al cien por cien, y que no podía ser tan egoísta. Así que olvidando aquello, le comente a una amiga cercana que este año quería ir a su concierto, en el Palacio de los Deportes, de Málaga. Ella, sabiendo lo que me encanta, me dijo que me regalaría la entrada… la sorpresa vino cuando miramos lo que costaban… Precios a partir de 63,95 euros… 


Yo puedo entender que eres un gran artista, que tu actuación merece la pena, que tienes que pagar gastos, quedarte beneficios, mantener a tu familia… todo eso es comprensible, pero… no opines sobre la crisis poniendo esos precios, perdona que te diga. Que aunque parezca muy antiguo, 63 euros son 10.482 de las antiguas pesetas…. Y probablemente las fans lo han pagado, e incluso ya no queden entradas, todo puede ser… pero si sabes contar conmigo no cuentes. Creo que hay que mirar por uno pero también por los demás.

No todo el mundo tiene ese dinero para disfrutar de tu espectáculo. Estamos hablando de ti, que sabes que vas a llenar todos los sitios donde vayas, que la gente paga encantada, pero no justo en este momento.
Probablemente los que me leéis, podéis hablar de lo que la gente paga por una entrada de futbol, pues si lleváis razón, pero yo debo reivindicar lo que a mí me importa, que en este caso es la actuación de mi ídolo con su disco ‘La música no se toca’.  Así que la música no se toca pero a mí tampoco me toques el bolsillo más de la cuenta. Los tiempos no están para derrochar, así que espero que tus actuaciones sean magnificas y todo el mundo vaya a verte… Tampoco es que vayas a notar 
mi ausencia, pero sí, me has vuelto a decepcionar y haber con que disco me sorprendes, la próxima vez, para recuperar la ilusión…. 


  •  
  •  

No hay comentarios:

Publicar un comentario