martes, 4 de diciembre de 2012

Cierra los ojos y pide un deseo



CIERRA LOS OJOS Y PIDE UN DESEO


He estado evitando que llegara esta época del año, pero ya está aquí y ahora toca pasarla lo mejor que uno pueda. Nunca me ha gustado la Navidad, y desde que mi madre falta menos, pero hay que sobrevivir porque es lo que toca. Me parece todo una falsedad. ¿Por qué hay que comprar regalos a gente que te interesa cero?, ¿Por qué hay que comer con la familia si prácticamente no has hablado con ellos en todo el año?, ¿Por qué hay que ser feliz cuando no te apetece?, ¿Por qué uno tiene que ser mejor persona?, ¿Por qué…?... millones de preguntas que me rondan por la cabeza y a las que no encuentro respuesta.

Y si es complicado responder a esto, más complicado es que nos falte un ser querido.  No se sabe el motivo pero en fechas navideñas los sentimientos están a flor de piel y si echas de menos a alguien, durante el año, en estos momentos lo añoras el triple. Es jodido, pero es la realidad.

En cualquier caso, es complicado ignorarla y uno tiene que buscar métodos de superación. Yo lo he encontrado y me ha ayudado bastante a que el tiempo pase rápido y no se me haga tan difícil…. No todo es malo pues también es una época para soñar y desear que se cumplan nuestros deseos para el próximo año…. ¿Por qué no? Soñemos y deseemos….

 Empecé a montarme mi propia Navidad desde el año 2007, que fue cuando la que más quería se marcho de mi vida. Recuerdo que deseaba que el tiempo pasara volando para poder ir a dormir, cerrar los ojos y sentirla cerca de mí. Que simple pero que difícil. Cerrar los ojos e imaginarla diciéndome cualquier cosa que me aliviara a llevar su pérdida lo mejor posible: ‘te estoy cuidando’, 'sigue adelante’, ‘te quiero’… palabras que te ayudaban a empecer el año con buen rollo. Desde entonces, sigo haciéndolo cada año y os puedo asegurar que aunque no soporte estas fechas las sobrellevo de maravilla en el instante que cierro los ojos y siento cerca a mi madre. Por ello, quiero animaros a todos los que os falta la pieza fundamental de vuestra vida que lo hagáis, que os ayudara,


Podéis pensar que estoy como un cencerro, quizás, pero quiero tener la misma ilusión que cuando era pequeña. Y si antes  contaba los días para que viniesen los Reyes Magos, a traerme juguetes, ahora cuento los días para cerrar los ojos y sentir a mi madre conmigo. Feliz Navidad!


Y para terminar os quiero dejar con la canción que mas buen rollo me transmite en estos momentos próximos a la Navidad! Grande Rosana!



 

1 comentario:

  1. Tierna entrada, creo que tienes a tu madre siempre cerca sin necesidad de cerrar los ojos. Muchos bicos

    ResponderEliminar