martes, 27 de noviembre de 2012

Dignidad y respeto



DIGNIDAD Y RESPETO

Hoy voy a tratar un tema delicado y que quizás deje un poco mal a la mujer, pero es que no puedo evitar hablar de ello. Evidentemente, no todas actúan igual y hay muchas que tienen dignidad y no permiten que se les falte el respeto. Pero también estamos las que nos cegamos, por un hombre, y perdemos la dignidad y el respeto, en un segundo. Por ello, con este post quiero hacer un poco de autoevaluación y, ya de paso, si también os ayuda  estaré encantada.

Empecé a tomar conciencia hace tiempo, pero el día que empecé a ver el programa de Gandía Shore… me dije ‘o cambias o cambias’. 4 chicos y 4 chicas se disponen a pasar un verano de locura total….en el que puede ocurrir cualquier cosa… Hasta ahí todo bien. El problema viene cuando dos de las participantes, Ylenia y ‘Core’, esta ultima entra con novio, y sale sin él, se pillan por dos de sus compañeros de concurso…’Labrador’ y Abraham. El objetivo de este concurso es pasarlo bien y llevarse a la cama a todo lo que se pille, no porque lo diga yo sino porque ell@s mismos lo dicen. 

Y ahora diréis ¿y a mí que me cuentas? A ello voy. Estas dos chicas se hacen las modernas con el tema del Carpe Diem y no tienen ni idea de lo dañino que es para las que somos emocionales y sensibles. Salen de fiesta, se beben cuatro copas y van como lobas a por sus presas, los cuales quieren ligar con otras, lo más normal, porque ya se lo dejaron claro el primer día. Y aquí es donde quiero opinar yo y regañarnos a nosotras mismas.

Cuando estamos serenas (que no suene mal, por favor) somos las más fuertes, podemos con todo y si tenemos que pasar del tío que nos gusta lo hacemos y aguantamos lo que nos echen. El problema viene cuando llega el fin de semana y salimos de fiesta: nos ponemos tontas, sensibles, queremos cariño… ¿y qué hacemos? En este caso, ellas, se la arman directamente a la cara. Nosotras, nos ponemos a mandar whatssaps, mensajes de texto, llamadas y lo que nos tercien… Y la buena causa que hemos realizado durante, por ejemplo, una semana, se nos va al traste en ese momento… y ahí es cuando la dignidad y el respeto dejan de existir. Dignidad por ir detrás de un hombre y respeto, a nosotras mismas, porque soltamos cosas que no deberíamos, aunque las soltemos. Ya se sabe que cuanto más sepa un hombre más lejos se va.

De hecho, en el programa vemos las posiciones que ellos toman. Dicen que serenas son una maravilla pero que cuando salen, y beben, lo echan todo a perder: los’ obligan a que les hagan caso, se lían con otros para ponerlos celosos, les insultan sin venir a cuento…. Y al día siguiente se ponen a llorar arrepintiéndose del espectáculo del día anterior.

Sé que algunas de las que estáis leyendo os estáis poniendo coloradas, yo lo estoy mientras escribo, y por eso quiero deciros que vamos a poner freno y vamos a estudiarnos, de memoria, estas dos palabras:

Dignidad: Adjetivo que hace referencia a lo correspondiente o proporcionado al merito de algo o alguien, al merecedor de algo.
Respeto: Miramiento excesivo hacia la opinión de los hombres, antepuestos a los dictados de la moral.

Chicas, que no se diga que las mujeres  podemos perder la dignidad y el respeto. Somos lo más y por ello tenemos que demostrarlo y no echarlo a perder por estar más contentas de la cuenta. Merecemos absolutamente lo mejor, que nos traten como reinas, que nos quieran, nos respeten y que no tengamos que ir mendigando amor… Ya está bien de luchas internas entre unos y otros para conseguir que nos quieran. Somos como somos y quien nos quiera nos va a querer por nuestras cualidades y defectos, no por obligarles a que nos quieran. Si eso es así es que ese individuo no merece la pena… Sé que decirlo es fácil, pero la práctica es terrible… no me cabe duda… Yo me he prometido a mi misma que se acabaron las chorradas y que desde el instante uno voy a dejar de insistir en que me quieran, porque mi autoestima y mi fuerza de voluntad son más grandes que todo eso. Y desde aquí decir que admiro a las chicas que ni el cubata mas bueno del mundo les hace tambalear sus cualidades como mujer, respecto a un hombre

Ya para terminar os quiero recomendar un libro que ha revolucionado a mis compañeras de piso y a mí también: Por que los hombres aman a las cabronas



No hay comentarios:

Publicar un comentario