martes, 27 de marzo de 2012

Mi reina



 
Una reina llamada Pilar


Hoy he tenido una conversación que me ha animado a escribir este post dedicado a la persona a la que más he querido en mi vida: mi madre. ¿Y sabéis qué? Hasta que ella no llegó al cielo yo no me di cuenta de lo que era una madre, no la valoré lo suficiente y quizás no le dije que la quería todas las veces que debería haberlo hecho. Por ello, creo que nunca es tarde para decírselo  y en este post voy a hacerlo, con vuestro permiso.

Mamá nunca entendí porque te marchaste así de esa manera casi sin avisar. Al principio me dolió en el alma pero con el tiempo comprendí  que en esta vida cumplimos nuestro papel y luego toca irse a otro lugar, según dicen un lugar mágico. Eso espero y deseo. Que allá donde estés te estén tratando como una verdadera reina que es lo que siempre has sido. Muchos días pienso que no te quise como te merecías, pero ahora no es momento de remordimientos y es momento de decirte que has sido la mujer más importante de mi vida, que te quiero con todo mi corazón y que sé que no me abandonas.Pero ahora, mamá, con tu permiso, tengo que recordar a todos los que me leen que quieran a sus madres como si el mundo se acabara, como si no la fueran a ver más.

La palabra madre es la palabra más bonita del mundo y en muchas ocasiones nuestro tiempo no nos permite disfrutarla todo lo que deseamos, porque estamos ocupados, tenemos q emplear el tiempo en otras cosas que son más necesarias, o al menos eso creemos, pero lo que es necesario es decirle a esa mujer lo importante que es para nosotros, agradecerle cada minuto que nos regala y aprovechar el máximo tiempo posible con ella, porque cuando se vaya no es el momento de comenzar a lamentarse. Porque nunca olvidéis que nadie, absolutamente nadie, os va a querer como ella. Por ello y porque cada día que pasa me arrepiento de no haberle dedicado todo el tiempo que se merecía quiero pediros que los que la tenéis ,con vosotros (ya sea cerca o lejos) no os olvidéis de decirle cada día que es la mejor persona a la que habéis conocido jamás. Una llamada, un mensaje, un beso, un abrazo, un te quiero o una simple mirada… solo eso pero no perdáis la oportunidad porque vuestras reinas se lo merecen y nunca nadie os querrá como ella. Os lo digo yo que de eso entiendo. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario