miércoles, 13 de septiembre de 2017

Tiempo de cambios

Hola familia:

Hace, ni más ni menos, dos años que no escribo en el blog. Entre una cosa, y otra lo he ido dejando. Pero hoy es el día de volver a empezar. 

He hecho un nuevo plan, que se llama 21 días, y entre muchas de las cosas, que quiero hacer, se encuentra dedicar un ratito, diario, al blog. 

En todo este tiempo han ocurrido muchas cosas, que están haciéndome  crecer, como persona, y conocer cosas de mí, que realmente me sorprenden. 




Por un lado, me encuentro con que no sé aceptar las criticas. Ya me lo habían comentado, pero se hizo muy evidente, el día que se me ocurrió subir un post, a Facebook, hablando sobre el tema del idioma. El comentario, recibió casi 600 respuestas. Entre ellas, había respuestas buenas, normales, regulares y muy malas. Mi estomago empezaba a hacerse pequeño y se negaba a seguir leyendo. Me quede de piedra. Siempre había ido presumiendo por ahí, que sabía aceptar las criticas, pero en este simple ejemplo me di cuenta de que estaba muy equivocada. El mundo de la crítica,había que mejorarlo. Y en ello estoy.


Por otro lado, he decidido dar el paso de irme a vivir en pareja. Desde que tengo uso de razón, creo yo, siempre quise tener un novio, irme a vivir con el y hacer cosas propias de las parejas. He dado con ranas, con sapos y con todo lo demás. Al final, me llego mi apuesto caballero. Y claro, de nuevo, daba por hecho que tenía las mejores herramientas para sacar adelante una relación. Pero bueno... que equivocada estaba. 

No había relacionado que el tener un novio, no quiere decir tener un hijo. Cada cosa, a su momento. Tampoco había caído en que por axfisiar a una persona, no te va a querer más, al revés, lo espantas. Así pensando, también relacione que una relación de pareja no se basa en estar pegado al otro 24 horas, esperando besos y abrazos, a cada instante... Pero bueno... ¿en qué mundo estoy viviendo?

Pues en el mundo de la novela romántica. Toda mi vida he sido muy aficionada a la lectura de príncipes azules, mariposas en el estómago y toda esa mierda, que creo que me ha sentado mal. No estoy criticando a las fantásticas escritoras, pero si a la manera de educarme, en el amor. 
He llegado al mundo real, al de la convivencia y estoy completamente perdida. Con esto no quiere decir que lo haga todo mal, ni que el otro lo haga todo bien, pero sí que los puntos basicos he olvidado aprenderlos.

Por ello, he decidido empezar. Creo que la buena voluntad es importante, y tengo las herramientas necesarias para ello y también buenos consejeros, aparte de mí misma. No hablo de cambiar mi personalidad, ni ser otra que no quiero ser. No, para nada. Hablo de mejorar. Tengo ganas de aprender a aceptar criticas, a poder vivir una relación sana y a dedicar tiempo a hacer cosas por y para mí.

Soy muy dada a proponerme objetivos y a no cumplirlos. Por ello, con mi plan de 21 días, quiero empezar a demostrarme, a mí misma, que si puedo, que solo tengo que trabajar la constancia. A partir de ahí... todo vendrá solo. 

Quiero terminar el artículo de hoy, con una canción de Alejandro Sanz, que me encanta y que tiene un poquito de mí. Cada vez me siento menos Lola, pero siempre me sentiré identificada.







jueves, 4 de junio de 2015

ALL OF ME

 
ALL OF ME

Hoy he llegado a casa y he pensado en escribir este post.... Casi 36 meses desde que nos conocimos, y una historia de amor de tan solo unos meses, los suficientes para descubrir que quizás llevabas razón y soy demasiado para ti. No sé si esto es una carta de despedida, de despecho, de desilusión,de dolor...No lo tengo claro, pero quiero escribirlo.



Comprendo que seas inglés, puedo entender que tu vida sea un caos e incluso alcanzo a captar que la vida no te ha ofrecido lo mejor de ella, o a lo mejor si, pero no has sabido aprovecharlo, o te lo ha dado en el momento equivocado... Todo eso lo adivino, pero....
Como puede ser tan complicado aceptar el amor que alguien tiene para ofrecerte? No hay nada peor en esta vida que desear algo y despreciarlo.. y tu eres un maestro en ello... Nadie mejor que tú para espantar el amor, para romper las ilusiones y para romper momentos. A lo mejor no debo culparte, porque los de tu alrededor no te han dado el amor que merecías, y que aun no sabes que mereces.


Al principio quise creer que eras la persona que me mostraste hace un tiempo.. Me empeñé en amarte, en comprenderte e incluso en escucharte, cuando eras un tostón...Tú, tus batallitas y luego tú... Bueno, en eso a lo mejor nos parecemos un poco. Con el tiempo empecé a ver cosas que no me gustaban, pero yo quería quererte...El que no supieras dar abrazos, lo acepté...Recuerdo cuando me decías 'pero sé abrazarte con los pies'. Yo, que soy la dueña del romanticismo y de la pasión, fui capaz de aceptar esos abrazos. Fui capaz de comprender las llamadas de tu ex- a las ocho de la mañana diciendo que a tu hijo le estaba empezando a salir un diente. Incluso apoyé tus momentos de dudas, tus hoy si y mañana no. Fui capaz de aprobar el que no quisieras volver a ser padre, cuando lo que yo mas deseo, en el mundo, es formar una familia.
 
 

Después de todo eso aún decías que yo no te amaba, que estaba confusa y que con el tiempo me daría cuenta....A lo mejor hoy te tengo que decir yo que a lo mejor no te amaba, pero hice todo lo que estaba a mi alcance para darte lo mejor de mi, para demostrarte que la vida merecía la pena y que a veces hay que saber dar oportunidades. Yo te la di a ti, sabiendo toda la carga que traías contigo. Estaba dispuesta a luchas por nosotros, y por esa historia que nos debíamos.... Porque a pesar de no haber estado juntos, desde que nos conocimos, siempre decías que nuestro momento llegaría y mira si llegó. He llorado, he reído, he sentido, he deseado...Pero no ha sido en vano, sabes? Ni siquiera me arrepiento de ello.


Con esta historia de idas y venidas, sin llegar a ningún lado, me he dado cuenta de todo el amor que tengo para dar, He comprendido que cuando un hombre esté contigo tiene que ser para protegerte y darte todo lo que esté de su mano, para hacerte feliz. Yo no te culpo, te lo prometo y sé que, con lo que tú eres, hiciste todo lo que pudiste para darme lo mejor. Pusiste empeño en ser cariñoso, en aprender a abrazarme, en hacerme sonreír e incluso ese te quiero a little bit te ponía, tu mundo, patas arriba. Ese mundo en el que aún sigues, en el que no hay cabida para un beso, para un abrazo, para una caricia o para un apoyo.

Ojalá el tiempo, la vida o quien quiera que sea, pueda volver a darte la oportunidad de darte cuenta que no es malo que alguien te quiera y que es lo mas bonito del mundo. De hecho, yo estoy deseando que eso me vuelva a ocurrir. Y como me dijiste en uno de tus últimos mensajes... Who knows what the future holds? Pues eso... Ojalá nos depare ser felices, porque lo merecemos, sea juntos o por separado. Because of you.




domingo, 7 de diciembre de 2014

EN TU MISMA PIEL


EN TU MISMA PIEL

Cinco meses sin contaros mis anécdotas, mis locuras y mis sentimientos. Hoy vuelvo, con mucha gana y deseando haceros partícipes de mis historias. He estado dando muchas vueltas al tema de hoy, porque me apetece contaros muchas cosas, y finalmente ya lo he decidido.

En tu misma piel es un post que ha nacido desde la herida abierta, el dolor, la tristeza, la pena y la angustia por saber que en ocasiones, como la que os voy a contar, a continuación, por mucho que se quiera ayudar es imposible.

Los que habéis seguido mi blog sabréis que perdí a mi madre hace ya ocho anos. Cuando se puso enferma nadie podía presagiar un final tan trágico, pero como dice el dicho: Para morirse solo hay que estar vivo, y así fue. Después de que ella marchara toco recomponerse y empezar otra vez, porque no queda otra. El dolor esta ahí, y a pesar de los anos no hay día que no me duela el no tenerla cerca, sentir su aroma o simplemente poder llamarla mama.

En estos últimos tiempos ese dolor ha aumentado porque tengo a alguien cercano que esta pasando por los mismo que pase yo hace un tiempo. Cuando me contó por lo que estaba pasando no pude evitar sentirme identificada. En este caso, ella si que sabe que su madre tiene un limite de tiempo y que la situación es irreversible, pero aun así, Quien esta preparado para algo así? Absolutamente nadie. Aunque sepamos que alguien se va a marchar, para no sufrir mas, es imposible soportarlo. Nunca se esta preparado para una muerte.

Intento hablar con ella, aconsejarle desde la experiencia, pero es que es tan complicado. Es una agonía y angustia diaria pensando, será hoy el día? Por experiencia os diré que cuando tenemos a alguien enfermo y la situación perdura, a largo plazo, cada día se hace una autentica pesadilla: tienes miedo a levantarte, de la cama, porque no sabes que te depara el día; miedo a descolgar el teléfono, por temor a oír las peores noticias; autentico pavor a ver a la persona, en cuestión, porque no puedes imaginar,ni soportar, que al día siguiente quizás ya no estará.


Así que este post se lo quiero dedicar a ella. Desde que nos conocimos tuvimos una conexión muy especial y le tengo muchísimo afecto.Quiero decirle que la apoyo, que la entiendo y que siga con esa fortaleza y ese valor que esta teniendo. Quiero y deseo que aproveches, como estas haciendo, estos momentos con tu madre y que no te quedes nada dentro. Dile todo lo que desees y mímala mucho. Yo estaré aquí siempre que me necesites. 
 
                      
 

lunes, 2 de junio de 2014

AHORA O NUNCA



AHORA O NUNCA

Tenía pensado escribir sobre otra cosa, pero como periodista no puedo obviar el tema de la abdicación del S.M. Rey Don Juan Carlos. No voy a entrar en temas de porque ahora, y no antes, lo importante es que ya ha llegado el momento. Leo en las redes que es el momento de una III República , otra gente desea que el Príncipe Felipe se ponga manos a la obra… cada uno con sus ideas y yo solo pensado en una: Volver a mi país y trabajar de lo mío.

Cada uno colocando sus ideas, pero lo que sí es cierto es que ha llegado el momento del cambio radical, como reza mi post: Ahora o nunca. Necesitamos aire fresco, pero en todos los sentidos. Queremos un gobierno que nos ayude a recolocar el país, un Rey comprometido con ayudar, gente dispuesta al cambio, ciudadanos que consigan sus puestos de trabajo, por sus meritos y no por la técnica enchufe… queremos tantas cosas, pero desgraciadamente esta todo patas arriba. 
  


Yo no sé lo que pasara en las próximas semanas, pero solo deseo que todos los cambios que se produzcan sean para mejorar. No quiero que se tiren ocho semanas con el debate de porque el Rey ha abdicado o de si la Leti lo hará bien, como Reina consorte. No, por favor, parad. Somos muchos los que estamos fuera, algunos lo deseamos otros no, pero lo importante son nuestras familias. No queremos perder más tiempo sin ellos, porque por desgracia no son eternos.

Así que con Rey nuevo, o sin él, con nuevo Gobierno, o sin él, podamos sacar a nuestro país de este hoyo donde anda metido y empezar a mover ficha, que ya va siendo hora. Quiero  recalcar una frase del Rey en su discurso, que me ha llamado la atención y que casi todos los medios recogen: “Hoy no puedo sino sentir orgullo y gratitud hacia vosotros”. Maravillosas palabras, las cuales yo se  las lanzo a todos los responsables de la situación de España. Eso quiero poder decir yo el día de mañana. Deseo sentirme orgullosa de mi país, poder elegir mi ciudad de residencia y conseguir el trabajo que me merezco, que para eso he estudiado.

Por eso después de este revuelo informativo, vamos a darle la importancia justa a esta abdicación y vamos a preocuparnos por lo que de verdad importa, que somos los ciudadanos. Dejad de vendernos motos sin tubo de escape y palabras sin sentido, que solo hacen alargar esta situación, que está llegando a límites desbordantes y que como sigamos así, se va a liar la de San Quintín. 


Psd: Este video es maravilloso. El cambio, es lo que necesitamos. 


 

martes, 20 de mayo de 2014



CAMINO A LA FELICIDAD

Hoy escribo un post muy especial. Quiero compartir con vosotros algo que me ocurrió hace 730 días, o lo que es lo mismo, hace dos años. Antes de que esto ocurriera, tuvieron que pasar diez meses para que le viera las orejas al lobo. Vivía con mis tíos, a los que amo, pero eso no era suficiente. Estuve dando bandazos, de un sitio a otro, intentando encontrar un trabajo, disimulando que me hacia ilusión, la vida que llevaba, y que era feliz. Pero señores, esas cosas no se pueden disimular. Uno acaba harto de llevar una careta todo el día y de hacer como que no pasa nada, cuando realmente está pasando. 


Cuando me encontraba más perdida que nunca, apareció ella, mi Ángel de la Guarda, la persona que me ayudaría a superar el bache y a animarme a salir del atasco donde andaba metida. Ella es Cynthia, una conocida que se convirtió en amiga en cuestión de meses. Y gracias a ella llegue a Exeter. Un sitio que a ella le ponía de los nervios, y que a mí me puso en el camino de la felicidad.

Exeter, capital del condado de Devon, está situada en la parte oeste de Inglaterra. No es una ciudad grande, pero tampoco pequeña. Con 115.000 habitantes ha llegado a convertirse en la segunda ciudad más segura de Inglaterra.

Dejando a un lado la geografía que no se me da muy bien, quiero deciros lo que me ha cambiado la vida esta ciudad. Llegue aquí perdida, tal y como estaba en España. Mis inicios fueron duros y mi amiga se marcho a las semanas de yo llegar. Así que podéis imaginar mi situación: 600 libras, sin curro y pagando una habitación, que me costaba 135 libras a la semana… Mirándolo así estaba en la autentica ruina… Pero supongo que esos son los comienzos de todo el que llega a un país nuevo y con un presupuesto bajo, en el que por supuesto no se habla tu mismo idioma y si no eres una persona sociable, que menos mal que no era mi caso, te cuesta el triple sobrevivir.

No voy a contaros detalladamente todo lo que me ha pasado, porque no acabaría nunca. En el plano profesional he pasado por restaurantes, sitios de comida rápida y todo lo referente a la limpieza. Esto me ha dado para sobrevivir e incluso para ahorrar un poco, que no mucho. Después de tanto tiempo, al fin me ha llegado mi oportunidad. Estoy trabajando como cajera en Zara y este trabajo me ha dado una satisfacción enorme. Me siento completa, me ha llegado mi recompensa y eso hace que mi felicidad se multiplique. Nunca olvidando que yo he estudiado periodismo y que algún día conseguiré mis objetivos, pero ahora es un momento complicado, como todos sabéis.

En el plano social he formado una familia. Tengo un grupo de amigos que me quieren, y yo a ellos, y que están ahí tanto para lo bueno como para lo malo. Se hace duro vivir fuera y el tener esta base es muy importante. Me considero una persona muy afortunada, porque tengo a mi lado gente increíblemente buena. También he conocido gente no tan buena, pero que también me han enseñado a saber valorar el preciado valor de la amistad y a saber que no todo el mundo merece ser mi amigo.

Y en el plano personal creo que me he convertido en mejor persona. Obviamente no soy una santa, pero me veo que he crecido y he aprendido muchísimas cosas que me han hecho ser quien soy en este momento. Estando aquí también he superado el miedo. Este miedo me consumía y me hacia tener pánico a quedarme sola en casa o simplemente a andar por la calle, a altas horas. Eso también está superado. Es un placer estar sola en casa sin tener miedo. Es una autentica maravilla sentirme segura cuando voy paseando y no tener que ir mirando para atrás cada cinco metros. 




En cuanto a lo sentimental no me ha llegado el correcto, pero he conocido a muchas ranas, todas inglesas, a las que estoy muy agradecida. Ellos me han enseñado a recuperar mi dignidad, poco a poco y a darme cuenta que uno no puede ir mendigando amor. Ahora me valoro, me quiero, me gusto a mi misma y eso es lo básico para asentar las bases de la felicidad. Sin ir más lejos el otro día fui a un festival y me ofrecieron la posibilidad de escribir de que me sentía orgullosa, y os lo escribiré tal y como lo puse: I love myself and now i know who i am. Proud myself. Para los despistados, con la segunda lengua oficial, significa que me quiero a mi misma y que ahora se quién soy. Estoy orgullosa de mi misma. Qué maravilla, ¿no?



Por eso quiero bendecir estos dos años y dar gracias a mi Ángel de la Guarda, Cynthia, a esta ciudad por haberme hecho quien soy, a todas las personas a las que he conocido que me han hecho sentirme plena y por supuesto a mí misma. No sé cómo me imagino mi vida, en otros dos años, pero os puedo asegurar que el sitio donde este será porque me completa, como persona y me hace feliz.  Camino a la felicidad a pasos agigantados.

sábado, 3 de mayo de 2014

Feliz dia de la madre



FELIZ DIA DE LA MADRE

Bastante tiempo sin escribir porque mis días han sido un no parar. De no tener trabajo, he pasado a tener tres y estoy casi todo el día fuera. Pero en un día tan importante, como el de mañana, no quería dejar de escribir este post.

No os puedo decir como he vivido el día de la madre, años atrás, porque sinceramente no me acuerdo y eso me fastidia. Pilar, mi madre, falleció hace casi ochos, así que ya podéis imaginaros. Estos días han pasado a ser fechas sin sabor y sin ningún tipo de ilusión. Me enfado conmigo misma por no haber sabido aprovecharla cuando la tenía en vida, porque somos tan ingenuos que nos creemos que los humanos son eternos. Quizás, el escribir este post me alivia a pensar que nunca es tarde para intentar demostrar el amor al prójimo, en este caso a mi madre.

Me da corte deciros esto pero es que me está costando, la misma vida, escribir este post. No estoy a la altura, no me salen las palabras, no creo que ninguna palabra, que yo pueda escribir, sea suficiente para una mujer tan luchadora y maravillosa como fue ella. Es difícil que a mí no me salgan las palabras, pero en este caso es así, creo que desde el día que mi madre se marcho, me hice un poquito más débil. Pero se lo merece y las palabras me van a salir, lo prometo. A ello voy. 

Han pasado los años y no hay un solo día que no me acuerde de ella. Tengo una foto, en mi habitación, que os muestro a continuación, a la que miro cada día y le hablo. No sé si ella me puede escuchar o no, porque no sé que hay después de la muerte, pero yo sé que me ayuda, me da fuerzas y me hace venirme arriba cuando estoy abajo. 

Por eso, en este día tan especial, quiero decirte que fuiste un ejemplo de entereza, fortaleza, lucha y amor. Fueron muchos años de lucha por vivir tu vida, pasando de los demás, y cuando decidiste coger las riendas, contando conmigo, la vida se te fue, en cuestión de segundos. Eso es lo que me duele, lo que  hace que el corazón se me rompa. Habías decidido quedarte a mi lado y empezar, tú y yo, una vida juntas, fuera de problemas y sin malos ratos. Todo estaba listo, las cosas claras y el once de mayo de 2007 no hubo tiempo para seguir soñando, porque a las cinco de la mañana tu corazón no pudo más.

Con el paso del tiempo y la madurez, supongo, me he dado cuenta que no te aproveche tanto como te merecías y que no pase el tiempo suficiente a tu lado. Pero supongo que, en la vida, eso siempre es así, cuando no tienes algo lo quieres y cuando lo tienes no lo aprovechas. Pues justo eso me ha pasado contigo.


Mi regalo para hoy es decirte que si la vida me diera otra oportunidad, a tu lado, te prometo que te daría todos los besos que no te di, te diría  mil veces lo mucho que te quiero, y te daría esos abrazos que tan nerviosa te ponían, ¿te acuerdas? Me decías: “Niña suéltame que me ahogas”. Pues aunque te ahogara te daría  millones de abrazos, mama. Aunque no te lo creas me están saliendo unas lagrimas, recordando esos momentos. Hacia tanto, ni siquiera logro recordarlo, que no me salían las lagrimas… que me cuesta dejarlas caer.

Ya me voy a despedir deseando que nunca me abandones, que te sigas apareciendo en mis sueños y sintiéndote tan orgullosa de mi, que se que lo estas. Todos estos pequeños logros son, en parte, gracias a ti. Fuiste una mujer de bandera, que me dio unos momentos maravillosos y quiero que sepas que volvería a vivir siete vidas mas si supiera que ibas a estar a mi lado. Feliz día de la madre, mi querida Pilar. Te quiero





Psd: Mi ordenador, última generación, no me permite subir la foto, así que aquí dejo una cervecita con una tapita, que a mi madre le encantaba. Y una canción de su adorado Julio Iglesias.